La prueba del coche deseado es un touchpoint clave del Customer Journey, un hito crucial a la hora de inclinar, a favor o en contra, la decisión del potencial comprador. Durante la prueba los equipos comerciales han de poner en práctica los protocolos de atención preconizados desde la marca y lograr que la experiencia del potencial comprador culmine en una venta.

Mystery Test Drive monitoriza el desempeño de las Redes Comerciales, midiendo la Experiencia Cliente y verificando el cumplimiento de protocolos de los modelos de Atención al Cliente, con el fin de ayudar a mejorar la experiencia de los potenciales compradores.

Mystery Test Drive permite…

1. Medir, la experiencia con la Marca.

2. Verificar, el cumplimiento de protocolos y estándares, identificando los puntos fuertes y las áreas de mejora.

3. Actuar, gracias a la obtención de una completa visión del desempeño comercial y del servicio durante la prueba de conducción; permitiendo poner en marcha las acciones de mejora que correspondan.

Descarga la ficha del estudio para ver los ámbitos de evaluación y un ejemplo de salida de datos