A una semana de celebrarse la Cumbre Europea sobre el Brexit (días 17 y 18 de octubre), donde se definirán los detalles de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, prevista para el próximo día 31 de octubre, Kantar ha realizado un estudio en diferentes países europeos (Alemania, España, Francia, Holanda, Polonia y República de Irlanda), para conocer la opinión de sus ciudadanos en lo relativo a diferentes aspectos relacionados con el Brexit.

Según los resultados del estudio, un 56 % de españoles cree que el próximo día 31 de octubre el Reino Unido abandonará la Unión Europea; en concreto, el 36 % piensa que lo hará sin acuerdo y el 20 % que lo hará con un acuerdo. Por el contrario, un 33 % cree que no se producirá una salida en esa fecha. En este sentido, España resulta el país más pesimista de entre los que han participado en el estudio. Ante la pregunta de cómo perciben el Brexit, el 68 % de los ciudadanos lo ve como algo negativo y sólo un 9 % lo valora como algo positivo. Aquí son los ciudadanos alemanes e irlandeses los que tienen la visión más pesimista, con un 74 % de los alemanes y un 73 % de los irlandeses percibiéndolo como algo negativo.

En caso de que el día 31 de octubre el Reino Unido abandonara la UE sin un acuerdo, el 77 % de los españoles cree que el propio Reino Unido sería el peor parado, opinión que se comparte en los demás países participantes en el estudio. En cuanto a la Unión Europea, un 68 % de los españoles cree que estaría peor tras una salida sin acuerdo y un 66 % opina que la propia España saldría mal parada de esa situación.

Precisamente, el estudio desvela que prácticamente toda la ciudadanía española (92 %) cree que el Brexit tendrá efectos significativos. Entre ellos destacan las consecuencias económicas, como el aumento de los precios de los productos procedentes del Reino Unido y los relativo a la libre circulación de personas, en la que los ciudadanos españoles prevén dificultades a la hora de trabajar en el Reino Unido en el futuro además de largas colas en los controles fronterizos y la necesidad de visados.

Son varios los actores políticos implicados directamente en el Brexit, como la ex primera ministra británica, Theresa May, su sustituto en el cargo, Boris Johnson, y la propia Comisión Europea. Al preguntar a los españoles qué valoración hacen de cada uno de ellos (por su actuación en las negociaciones del Brexit), Boris Johnson recibe la peor puntuación con un 55 % de valoraciones negativas (el 35 % de ciudadanos valora el papel que ha jugado hasta el momento como “muy malo”), seguido de la ex primera ministra británica Teresa May, con el 42 % de valoraciones negativas. Por el contrario, la Comisión Europea recibe entre los ciudadanos españoles, en proporción, casi el doble de valoraciones positivas (33 %) que negativas (18 %), si bien una mayoría relativa de los españoles (39 %) mantiene una opinión neutra (ni positiva ni negativa) sobre su actuación a este respecto. Del mismo modo, entre los líderes políticos evaluados, Boris Johnson es el que más desconfianza levanta entre los países participantes en el estudio a la hora de resolver satisfactoriamente el Brexit (con un 55 % de la población española que dice desconfiar en él), frente a Angela Merkel que sería la líder que transmite mayor confianza entre los países involucrados en el estudio, destacando especialmente entre los ciudadanos de Francia (31 % de ciudadanos que confían, frente a un 20 % que desconfían), Holanda (45 % de ciudadanos que confían frente a un 12 % que desconfían), República de Irlanda (34 % de ciudadanos que confían frente a un 24 % que desconfían) y España (31 % de ciudadanos que confían frente a un 28 % que desconfían). En nuestro país, sólo un 17 % de ciudadanos confían en la actuación de Pedro Sánchez en las negociaciones sobre el Brexit que se están llevando a cabo, frente a un 48 % que desconfía en él a este respecto.

A fecha de hoy, sin un acuerdo firmado entre las partes implicadas ante la propuesta de una ampliación de la fecha final del Brexit, el 57 % de los ciudadanos españoles dice que la Unión Europea no debería permitir una ampliación de este plazo, aunque el 67 % de la ciudadanía también cree que la UE debería dejar al Reino Unido tomar la decisión más adecuada entre las diferentes opciones que se le han planteado hasta ahora. No hay, sin embargo, una posición clara entre los españoles respecto a si la UE debería ofrecer al Reino Unido una renegociación del acuerdo del Brexit para que este resulte más viable: un 45 % estaría de acuerdo frente a un 43 % que opina que no debe haber renegociación.

Sobre este estudio

:
6.000 entrevistas online, efectuadas por Kantar entre el 23 y el 30 de septiembre de 2019, a población general mayor de edad, residente en Alemania, España, Francia, Holanda, Polonia y República de Irlanda.